Servicios de Pulidos Terramar S.L.

Pulido de pavimentos

El pulido de suelos de terrazo, mármol o granito se aplica tanto en pavimentos nuevos como en aquellos que por su antigüedad presentan una superficie ya desgastada. Este proceso consiste en rebajar e igualar el suelo con el fin de conseguir una superficie perfectamente plana y única.

Durante la colocación de un suelo nuevo, es prácticamente imposible que las losas queden totalmente alineadas, y es lógico que existan desniveles que, aparte de ser antiestéticos, hacen que el suelo sea más susceptible a roturas de filos y esquinas que sobresalen. De ahí la necesidad del pulido tras la colocación de un suelo nuevo.

En el caso de pavimentos antiguos, el pulido repara todos los desperfectos del suelo, corrigiendo los arañazos y manchas producidos por el desgaste del suelo.

Abrillantado de pavimentos

El abrillantado de suelos se aplica en pavimentos nuevos tras el proceso de pulido, o bien en pavimentos antiguos que simplemente han perdido el brillo y la capa protectora con el paso del tiempo.

Este proceso consiste en eliminar las impurezas de la superficie y abrir el poro de la piedra para que el producto abrillantador pueda penetrar y formar una capa protectora, dando a la piedra un brillo natural y duradero.

Tratamientos en pavimentos

Además de los servicios de pulido y abrillantado de pavimentos, Pulidos Terramar ofrece los servicios de reparación y restauración de todo tipo de pavimentos, con el que se consigue una mejor conservación de éstos; pulido y abrillantado en vertical, para rebajar y dar brillo a fachadas; pulido y abrillantado de escaleras; y abujardado con fines decorativos y seguridad.